La planta de General Motors de Silao se ha convertido en foco de contagio de COVID, hasta el momento se han registrado 12 trabajadores fallecidos que laboraban en esa planta.

El Movimiento de Izquierda Revolucionaria denuncia a la empresa General Motors por mantener condiciones de trabajo que facilitan el contagio del COVID, además denunciamos por complicidad y encubrimiento a la dirigencia charra del Sindicato, a las autoridades de la Secretaría de Salud y la Secretaria de Trabajo, tanto del ámbito estatal como federal.

Exigimos que se tomen medidas sanitarias inmediatas en la planta de Silao de General Motors, que la empresa cesé de despedir trabajadores y cesé de recortar salarios.
¡No pagaremos con nuestra salud!

¡No pagaremos sus ganancias con nuestra salud y nuestros derechos!

Únete a la rebelión de la fuerza laboral, es el momento de defender nuestros derechos.
La unidad de los pueblos del mundo en contra del capitalismo es la única salida posible.

¡Ante barbarie capitalista, el futuro es socialista!