El Movimiento de Izquierda Revolucionaria impulsa la lucha por la democracia sindical y la construcción de sindicatos que auténticamente defiendan los intereses de las trabajadoras y trabajadores, luchamos en contra de líderes espurios que traicionan a la clase trabajadora, y en contra de sindicatos charros cuyo propósito es someter a las trabajadoras y trabajadores a los intereses del patrón, fungiendo como extensiones de las áreas de recursos humanos, por ello apoyamos la denuncia de los trabajadores de la automotriz AUDI, planta Puebla, quienes acusan de vicios en el proceso electoral para renovar la dirigencia del Sindicato Independiente de Trabajadores de Audi México (SITAUDI), que pretenden perpetuar en la dirigencia sindical a la camarilla de líderes charros que dominan el sindicato desde su fundación.

La camarilla de líderes charros que dominan al SITAUDI ha mantenido una postura sumisa a la patronal y traidora a las trabajadoras y trabajadores, que se caracteriza por: la permanencia vitalicia de un Secretario General y su Comité impuestos por la patronal y que nunca fueron electos por las trabajadoras y trabajadores; la nulidad de asambleas; contrato colectivo de trabajo multianual lesivo de las trabajadoras y trabajadores, que nunca fue puesto a consideración de la base trabajadora.

En ese contexto, en 2017 surge un movimiento disidente masivo que logró agrupar a más de 50% de la base trabajadora denominado “Comité de Destitución Pacífica” que exigía: destituir a la dirigencia charra para convocar a una asamblea general y llamar por primera vez en la historia de los trabajadores de Audi México a elecciones libres con voto secreto, así como transparencia en el uso de las cuotas sindicales. La patronal respondió despidiendo a 600 obreros. La dirigencia charra del SITAUDI acudió a la defensa de la patronal, actuando como parte del área de recursos humanos, presionando a los obreros disidentes para que renunciarán voluntariamente y aceptarán liquidaciones por debajo de la ley.

El 13 de agosto de 2020 la dirigencia charra del SITAUDI publicó una convocatoria para iniciar el proceso electoral para elegir el Comité Ejecutivo General, Secretarios Auxiliares Divisionales, así como las comisiones de Honor y Justicia, de Hacienda, Fiscalización y Vigilancia, y del Fondo de Ahorro.
La convocatoria contempla una serie de vicios: 1) La dirigencia charra del SITAUDI nombra unilateralmente la Comisión Electoral autoridad máxima del proceso electoral; 2) Establece un plazo limitado para constituir y registrar planillas, del 17 al 21 de agosto de 2020, considerando que las plantillas deben incluir a representantes de cada una de las áreas del sindicato.

Dichas irregularidades permitieron que sólo se registrarán 3 planillas, todas ellas encabezadas por personas que pertenecen a la camarilla charra que ha sometido al SITAUDI: 1) La planilla Roja Gris constituida por el Comité Sindical Actual; 2) la planilla Negra Plata encabezada por el Secretario de Actas y Acuerdos del Comité Sindical Actual; 3) y la planilla Verde Blanca encabezada por el ex secretario de Previsión y Seguridad Social. Sin importar el resultado de la elección habrá ganado la camarilla charra.

Ante la eminencia de las elecciones el grupo disidente “Comité de Destitución Pacífica” llama a las trabajadoras y trabajadores a no vender su voto, vigilar y denunciar las irregularidades que se cometan durante la jornada electoral
El Movimiento de Izquierda Revolucionaria consideramos que los vicios de raíz desde el inicio del proceso electoral, incluyendo el nombramiento de la Comisión Electoral, la Convocatoria, el registro de planillas, el periodo de campaña, prefiguran las condiciones para que la camarilla charra permanezca en la dirigencia sindical, por lo que el proceso debe impugnarse y exigir su reposición, con medidas que aseguren un auténtica elección democrática, tales como, que la comisión electoral sea electa por la base, elaborar una nueva convocatoria con las condiciones necesarias para el registro de candidatos y planillas que auténticamente representen a los trabajadores y trabajadoras, y que establezca un proceso electoral transparente organizado por los trabajadores de base.
Ya basta de antidemocracia en el Sindicato Independiente de Trabajadores de Audi México. Exigimos democracia sindical y un sindicato que defienda con firmeza los intereses y derechos de los trabajadores.

¡No pagaremos sus ganancias con nuestra salud y nuestros derechos!
¡Ante la barbarie capitalista, el futuro es socialista!
¡Por la unidad de la clase trabajadora, venceremos!