A 50 años del movimiento estudiantil del 68, organicémonos, discutamos ¿que universidad querernos? Y luchemos por ella.