Recurrentemente escuchamos las vociferaciones de Claudio X. Gonzales respecto de que se debe de aplicar a raja tabla la reforma educativa, y que con ello se debe aplicar de facto, en las aulas y centros escolares el modelo educativo legalizado por dicha reforma. Las habituales declaraciones de la cúpula empresarial del país que maldicen contra el magisterio democrático nacional, no son la única muestra de la injerencia empresarial sobre el sistema educativo nacional.

 

 

El ex secretario de educación Emilio Chuayffet Chevron le debe al mismísimo X. Gonzales y a su intelectualoide David Calderón, Presidente y Director General de Mexicanos Primero respectivamente, haber diseñado la modificación del artículo tercero constitucional y sus tres leyes secundarias. 

 

Por ello, no es casual que la reforma educativa vulnere los derechos labores y justifique el desfinanciamiento de la educación pública, además de que también legalice un modelo educativo de “calidad” basado en el valor, misión y visión de las empresas para justificar su mercantilización.  

 

La educación de “calidad” por la que aboga la reforma educativa y la cúpula empresarial, tiene como sustento la utilización perversa de tecnologías de informática en las aulas y centros escolares, la compra de materiales didácticos desechables y descontextualizados, además de evaluaciones estandarizadas  y punitivas, todos estos servicios suministrados por los mercaderes de la educación, por supuesto, socios y cuates de la fraudulenta agrupación de Mexicanos Primero. De esta forma, la mercantilización de la educación es la consecuencia lógica del modelo de educación de “calidad” aprobada por la reforma educativa, y representa uno de los principales motivos de la cúpula empresarial para intervenir en educación. En síntesis la mercantilización de la educación es el medio para desfalcar millonariamente al sistema educativo nacional.

 

Sin duda, aunque este proceso no es nuevo, ya que sea realizado con los gobiernos neoliberales por medio de la intromisión empresarial sobre el dictado de cómo debe de ser la educación de “calidad”, este proceso se profundizo y legalizo con la reforma que no busca solucionar los grandes problemas educativos del país, sino solo convertirla en un campo más para que las empresas realicen extraordinarias ganancias.

 

Como es bien conocido, el gasto en tecnológicas de la información, en libros oficiales de texto y exámenes de evaluación no incrementan el nivel académico ni intelectual de los estudiantes, solo representa despilfarros, fraudes y farsas que benefician a los mercaderes de la educación. Veamos.   

 

 El fraude de enciclomedia

 

Entre 2004 y 2008 Enciclomedia recibió un presupuesto de 24 mil 827 millones de pesos, para la instrumentación del programa de informática en aulas de 20 mil centros escolares. Sumado a ello en 2011 el expresidente Felipe Calderón dio 4 mil 720 millones de pesos para financiar este programa. Y por si fuera poco, en 2012, se finiquitó anticipadamente el Programa Enciclomedia Secundaria y Telesecundaria pagando otros 2 mil 324 millones de peso. La liquidación de enciclomedia no termino con el desfalco millonario del presupuesto en educación, el periódico la jornada documento en mayo de 2010, que la Secretaría de Educación Pública (SEP) anunció la sustitución del programa Enciclomedia por el de Habilidades Digitales para Todos (HDT) para el periodo de 2012 a 2016, el cual costará aproximadamente 24 mil millones de pesos.

 

Sin embargo, y pese al millonario gasto que se han realizado los equipos cayeron en desuso,  se deterioraron y los programas de cómputo que hacían funcionar Enciclomedia se volvieron obsoletos, tales como ENCARTA que solamente funcionaba con el navegador Internet Explorer, ambos perteneciente a Microsoft. 

 

Cuatro años después del comienzo de Enciclomedia, se demostró que la SEP  favoreció a Microsoft para las licitaciones del programa, por ser la empresa socia de la fundación Vamos México, presidida por Marta Sahagún, lo que le permitió ser el organismos que “asesoro” al gobierno del ex Presidente Vicente Fox en materia de educación digital por medio  del proyecto e-México.

 

La TICs y el despilfarro

 

Veamos el ejemplar despilfarro realizado con el reparto de computadores personales. El 19 de febrero de 2015 el gobierno federal gastó 839 millones de pesos en la compra de 240 mil laptops para estudiantes de quinto y sexto año de primaria. El periódico La Jornada documento que la Auditoría Superior de la Federación (ASF) confirmó, en pruebas de campo, que el sistema operativo Linux que utilizan las PCs es lento y se bloquea, y algunos alumnos optaron por sustituirlo, y otras laptops no prendían o sólo sirvieron un año.

 

Aunado a la compra de laptops, en marzo 2014, el gobierno federal destino otros 2 mil 500 millones de pesos  para comprar 700 mil tabletas para  alumnos y docentes.  Las empresas adjudicadas fueron Synnex (con una partida de 118,304 tabletas) e  IUSA (con cinco partidas que corresponden a 591,520 tabletas), con un costo promedio por dispositivo electrónico de 133.8 dólares más IVA.

 

En 2015, la empresa IUSA, y su subsidiaria Industrias Unidas SA de CV, ganaron las dos licitaciones convocadas por la Secretaría de Educación Pública (SEP) para la adquisición de 960 mil tablets que se distribuirán a alumnos de quinto grado de primaria en 15 estados, a partir del próximo ciclo escolar. El monto que destinará el gobierno federal para su adquisición es superior a los 119 millones de dólares (2 mil millones de pesos)

 

Se sabe que el presidente del consejo administrativo de IUSA, una de las empresas beneficiadas con la compra de los equipos,  Carlos Peralta Quintero, financio la campana de Enrique Pena Nieto y es socio de Ricardo Salinas Pliego, dueño de Iusacell y Tv Azteca.

 

El costo de la farsa de la evaluación

 

En lo que respecta al gasto en evaluación  la Secretaría de Educación Pública (SEP) informo que de 2006 a 2013 se invirtieron al menos mil 514 millones de pesos sólo para la elaboración de materiales, distribución, aplicación y calificación de la prueba ENLACE. 

 

Sin embargo, y pese al gasto millonario con ENLACE, el 4 de febrero del 2014 el ex secretario de educación, Emilio Chuayffet decreto fin de la prueba, debido a que el único impacto que tuvo fue negativo, pues permitió la decadencia de la educación en México, ya que según el ex secretario: pervirtió la evaluación, además de que no fue una evaluación transparente.

 

Por su parte en 2015  Sylvia Schmelkes del Valle, presidenta del Instituto Nacional para la Evaluación de la Educación (INEE),  reconoció que los resultados de la Evaluación Nacional de Logro Académico en Centros Escolares (Enlace) se pervirtieron luego de una década de mantener su aplicación. Es decir el gasto en ENLACE representó un gasto público millonario que sólo generó corrupción

 

Más aun, la consejera presidenta del INEE, señalo respecto a la  calidad de la educación, el 23 de junio ante la cámara de senadores “…es sumamente difícil definirla, es un concepto que no se deja definir, porque es un concepto relativo… por eso es muy difícil definirla.” Es decir se gastaron mil 500 millones de pesos en un examen perverso que mide un concepto de calidad que quien está a cargo de la evaluación, no puede definir.

 

Es evidente que el negocio de la evaluación se realizara por medio del INEE, ya que su carácter autónomo y descentralizado le permite hacer uso discrecional de los recursos y contraer convenios o acuerdos con empresas privadas nacionales y extranjeras.  Por ejemplo, en sus artículos 22 y 27 la ley del INEE señala. 

 

Artículo 22 de la LINEE. El Instituto contará con plena autonomía técnica, de gestión, presupuestaria y para determinar su organización interna.

 

 

 

Artículo 27, fracción XI. Celebrar actos jurídicos para formalizar la participación, colaboración y coordinación en materia de evaluación educativa con las Autoridades Educativas, así como con entidades y organizaciones de los sectores público, social y privado, tanto nacional como extranjero.

 

 

 

La gran pregunta es ¿Qué empresarios se han beneficiado con el diseño y producción de estos exámenes aprobados y legalizados por el INEE?

 

El negocio de vender libros de texto con faltas de ortografía

 

En lo que respecta al pago de libros de texto gratuito, en el año de 2013 el presupuesto pagado por la Comisión Nacional de Libros de Texto Gratuitos (CONALITEG) fue de 2 mil 541 millones. Para el 2014, la Conaliteg gasto 2 mil 600 millones de pesos para imprimir y entregar el paquete de libros de texto gratuito para  educación básica, que dicho sea de paso, contenían errores ortográficos, se estima que para el ciclo 2014-2015, se imprimieron un poco más de 151 millones de ejemplares. Para el ciclo escolar 2015-2016, la Conaliteg invirtió 3 mil millones, en la producción de 209.2 millones de libros que fueron producidos para preescolar, primaria, telesecundaria, secundaria, inglés, educación indígena, bibliotecas de aula y escolares, y telebachillerato.

 

El millonario gasto anual en textos descontextualizados, con faltas de ortografía y convenientemente desechables, se realiza en beneficio de la Cámara Nacional de la Industria Editorial Mexicana (CANIEM), presidida por Juan Luis Arzoz Arbide, director general de Editorial Santillana y socio de la empresa Televisa por medio del grupo multimedia PRISA.  

 

 

 

 

 

Conclusión

 

La “calidad” educativa legaliza la mercantilización de  los subservicios educativos tales como la entrega de computadores, tabletas, proyectores, pizarrones, libros de texto, evaluaciones, etc,  así permite el lucro empresarial y concretiza la posibilidad de que obtengan millonarias ganancias a costa de erario público.  Este es el motivo real por el que la mezquina cúpula empresarial del país esta tan empecinada en la aplicación de la reforma educativa. 

 

El delirante encono contra el magisterio, no es más que la expresión de la ira que muestran Mexicanos Primero contra quienes con el paro, marchas, plantones, programas alternativos y manifestaciones de todo tipo, frenan los lucrativos negocios de los Azcarraga, Microsoft, Santillana, IUSA, Televisa, entre otros.

 

 

 

Gasto en subservcios educativos

-rublos seleccionados-

2008 -2015

GASTO ANUAL

Enciclopedia y Habilidades Digitales para Todos (HDT)

Tabla Digitales

Computadoras personales

Libros de texto

Evaluación (ENLACE)

2008

24 mil 827 millones de pesos¹

       

2011

4 mil 720 millones

 

mil 927 millones

   

2012

2 mil 324

   

1 mil 135

 

2013

24 mil millones²

 

227 millones 105 mil  920

2 mil 541 millones

mil 514 millones³

2014

 

2 mil 500

 

2,600 millones

 

2015

 

2 mil millones de pesos

839 millones de pesos

3 mil millones

 

Organismos empresariales vinculadas

Microsoft, Vamos México

Sinnex, IUSA, Tv Azteca y Iusacell.

Sinnex, IUSA, Tv Azteca y Iusacell.

CANIEM, Santillana, Televisa y Grupo Prisa

 

¹Equivale al gasto de 2014 al 2008

²Equivale al gasto de 2012 a 2016

³Equivale al gasto de 2006 a 2014