Comité de Base Magisterial

La reforma educativa representa la culminación de 20 años de reformas al Sistema Nacional de Educación, para imponer un Modelo Educativo Neoliberal.

El 20 de julio de 2017 en las instalaciones de la Secretaría de Educación Pública, el Secretario de Educación Aurelio Nuño Mayer, dio a conocer el nuevo Modelo de Educación y propuesta curricular para el país. A la presentación acudieron la cúpula del SNTE, encabezada por Juan Díaz de la Torre, los presidentes del Instituto Nacional para la Evaluación de la Educación, Sylvia Schmelkes, y de la CONAGO, Gabino Cué. Además, entre el público se encontraban representantes del sector empresarial, como Claudio X. González, presidente de Mexicanos Primero; Marinela Servitje, de Compromiso Social por la Calidad de la Educación y de Grupo Bimbo.

El documento presentado por la burocracia estatal, y avalado por la cúpula empresarial“Los fines de la educación en el siglo XXI”, presenta como ejes a discutir cinco puntos: 1) Las escuelas y su fortalecimiento; 2) La formación y capacitación de los maestros; 3) Nuevos contenidos curriculares; 4) Garantizar la inclusión y equidad del sistema educativo y; 5) La consolidación de su gobernanza.

El respaldo de la cúpula empresarial no se hizo esperar, inmediatamente, la Confederación de Cámaras Industriales (Concamin), anunció su respaldó al Modelo Educativo y la Propuesta Curricular de educación obligatoria presentado por la Secretaría de Educación Pública, argumentando que la propuesta presentada, “responde a las necesidades y propuestas expresadas por el sector industrial mexicano.”

Paralelamente a este acontecimiento, los compañeros de la CNTE discutían en mesas de trabajo otra propuesta, el texto titulado “Ruta del proceso de construcción del proyecto de educación democrática”, donde la demanda fundamental es, la abrogación de la Reforma Educativa y la exigencia de diálogo nacional. Hasta donde se sabe, el diálogo entre SEGOB y la CNTE sigue un ritmo más lento, fundamentalmente porque estas mesas representan una estrategia para desgastar al movimiento magisterial y dilatar la solución.

Es evidente que el debate sobre el modelo educativo, representa uno de los frentes de batalla de la resistencia magisterial y popular contra la reforma educativa. En este sentido, queremos aportar las siguientes reflexiones, que puedan nutrir y fortalecer al movimiento.

El Modelo Educativo

Sería ingenuo creer que el modelo educativo de un país se circunscribe al modelo pedagógico que aplica, no sólo porque el primero contempla elementos como el financiamiento o política pública sino, sobre todo, porque representa al modelo de país que defiende las élites económicas.

Es conocido que la reforma educativa representa la culminación de 20 años de reformas al Sistema Nacional de Educación, para imponer un Modelo Educativo Neoliberal, cuyo punto de inicio lo podríamos ubicar en 1992 con el Acuerdo para la Modernización de la Educación.

El Modelo Educativo Neoliberal, dio al traste con el modelo heredado de la revolución, fundamentalmente porque modificó gradualmente los objetivos de la educación pública.  Como bien lo documenta el Dr. Hugo Aboites, la modernización de la educación en la década del 90, contemplaba modificar las aspiraciones educativas, pues se pasaba de un modelo que tenía por objeto eliminar el analfabetismo, tener una cobertura del 100 por ciento de la matrícula escolar y combatir el rezago educativo, a un modelo educativo marcado por criterios administrativos, cuyo único objetivo era,“hacer eficiente el gasto en educación para combatir el déficit público”. 

En este sentido, el Modelo Educativo Neoliberal implementó cuatro medidas: 1) Reducir los contenidos científicos; 2) Mercantilizar y subrogar (privatizar) los servicios educativos; 3) Reducir el gasto social en educación, y; 4) La Flexibilización laboral.

Reducción de los contenidos educativos

Uno de los pilares “pedagógicos” del Modelo Educativo Neoliberal, fue el abandono de los contenidos científicos de los planes y programas de estudio. Este fenómeno, que algunos autores han bautizado como “Oscurantismo Pedagógico” o“Amnesia Neoliberal”,en dondebásicamente los contenidos de los programas reducen su significado científico o histórico y omiten conocimientos fundamentales.

El ejemplo paradigmático de este fenómeno, es la mutilación que ha sufrido el programa de secundarias federales a partir de 1993 y hasta 2011 (Cuadro 1), donde claramente se observa la eliminación de materias dedicadas al conocimiento científico y pensamiento crítico.

Cuadro 1

COMPARACIÓN DE LA CURRICULA

EDUCACIÓN BÁSICA SECUNDARIA FEDERAL

1993 2011
INTRODUCCION A LA QUÍMICA Y FÍSICA.  
FÍSICA I Y II FÍSICA
QUÍMICA I Y II QUÍMICA
BIOLOGÍA I Y II BIOLOGÍA;
HISTORIA UNIVERSAL I Y II HISTORIA UNIVERSAL
HISTORIA DE MÉXICO I Y II HISTORIA DE MÉXICO
GEOGRAFÍA DE MEXICO  
GEOGRAFIA UNIVERSAL GEOGRAFÍA.

Más aún, en un rápido vistazo a los libros de texto de la reforma 2011, encontramos cómo es que se omiten conocimientos básicos para que los estudiantes se formen una concepción científica del origen del universo y la vida. Un ejemplo, el libro de texto gratuito de Geografía de México y del Mundo: Experiencias Geográficas 1, publicado por editorial Patria, pese a ser el único libro de esa materia en los tres años de secundaria, borra por completo temas como el origen del universo, la formación del sistema solar o la historia de la tierra.

Es evidente que esta aberrante omisión no es casual, pues es producto de la influencia del clero y la iglesia en la educación pública. Tal como se ha hecho en otros lugares, eliminar estos temas permite dar fuerza a las posturas “creacionistas”, y otras especulaciones metafísicas sobre el origen del universo.

Otro ejemplo de este oscurantismo pedagógico, lo encontramos en el texto de Historia de México II,de Grupo Santillana. Entre las espantosas omisiones de este texto se encuentra, que no se habla palabra alguna de la Convención de Aguascalientes de 1914, suceso histórico que marcaríael destino de la Revolución Mexicana, pues fue en ese momento que las dos tendencias al interior de los grupos revolucionarios, Carrancistas contra Zapatistas y Villistas, se confrontan abiertamente.

Un ejemplo más de este oscurantismo pedagógicoes en el área de matemáticas. Aunque existen innumerables ejemplos en este material, es paradigmática la omisión que se realiza en la construcción de comprobación lógica del Teorema de Pitágoras,o la explicación lógica, de cómo es que el pensamiento humano pasa de la Aritmética a laAlgebra.

Bien documenta Gilberto López y Rivas, en su texto la Amnesia Neoliberal que, en los libros de texto de educación primaria:

fueron convenientemente “olvidadas”, asimismo, las agresiones constantes a nuestra soberanía a través de incursiones filibusteras, estimuladas y solapadas por las autoridades de Estados Unidos; las invasiones por fuerzas militares y policiales federales y estatales de ese país a lo largo de toda la frontera; el abigeato y el contrabando que llegaron a ser un factor fundamental en la formación de los grandes ranchos ganaderos del sur de Texas, como el King Ranch, los ofrecimientos para la “compra” de más territorios, las exigencias y demandas de concesiones, entre ellas, la virtual posesión del Istmo de Tehuantepec, por ejemplo. En los textos tampoco se menciona el control estadounidense de nuestra economía durante la dictadura de Porfirio Díaz, en particular, sobre tierras, minas, inversiones y transporte; ni es motivo de atención la injerencia de Estados Unidos durante todo el proceso revolucionario, desde el apoyo de la embajada de ese país al golpe de estado de Victoriano Huerta, hasta el ataque y ocupación del puerto de Veracruz, el 21 de abril de 1914, y la invasión armada al norte de nuestro país en 1916, por tropas al mando del general John J. Pershing, en persecución del también general revolucionario Francisco Villa.

No es casual que el oscurantismo pedagógicosea acompañado por la aplicación del Modelo Educativo por Competencias,cuyo fin último, es la formación de mano de obra dócil, descalificada y acrítica (Cuadro 2).

Cuadro 2

DESARROLLO DEL MODELO POR COMPETENCAS

LAS COMPETENCIAS SURGEN EN 1991, FUNDAMENTALMENTE IMPULSADAS POR EL BAN­CO MUNDIAL, DE ACUERDO CON CADA NIVEL O MODALIDAD EDUCATIVA VA TENIENDO UNA DISTINCIÓN.

 

Surgen en 1991, se lanzó para nivel medio superior, y para una modalidad, la tecnológica, CETIS, CBETIS y CONALEP, que son bachilleratos tecnológicos y escuelas técni­cas profesionales. Competencias laborales en el nivel medio superior tecnológico. se les llama competencias fundacionales en la edu­cación básica.
  Competencias tec­nológicas para las universidades e institutos tecnológicos.
A partir de 1993 se extiende a la educación básica.  
Desde 1996 a las licenciaturas. Competen­cias profesionales para la licenciatura.
Aparece en las normales a partir de 1997. Competencias didácticas para las normales.
Para 1998 a los posgrados. Com­petencias investigativas para los posgrados.
En el 2000 el modelo de competencias se apodera de la UPN. Competencias pedagógicas para la UPN.
En preescolar en el 2004.

 

 
Fuente: Prudenciano Moreno Moreno. Una mirada reflexiva y crítica al enfoque por competencias

 

Este abandono del pensamiento científico e histórico de la escuela pública, representa el pilar fundamental sobre el cual se ha erigido el Modelo Educativo Neoliberal y, por consiguiente, es uno de los fundamentos “pedagógicos” de la reforma educativa.

Mercantilización y subrogación de los servicios educativos

La educación de “calidad” por la que aboga la reforma educativa y la cúpula empresarial, tiene como sustento la utilización perversa de tecnologías de informática en las aulas y centros escolares, la compra de materiales didácticos desechables y descontextualizados, además de evaluaciones estandarizadas y punitivas, todos estos servicios suministrados por los mercaderes de la educación, por supuesto, socios y cuates de la fraudulenta agrupación de Mexicanos Primero. De esta forma, la mercantilización de la educación es la consecuencia lógica del modelo de educación de “calidad”, aprobada por la reforma educativa, y representa uno de los principales motivos de la cúpula empresarial para intervenir en la educación.

En síntesis, la mercantilización de la educación es el medio para desfalcar millonariamente al Sistema Educativo Nacional.  Sin duda, aunque este proceso no es nuevo, ya que se ha realizado con los gobiernos neoliberales por medio de la intromisión empresarial sobre el dictado de cómo debe de ser la educación de “calidad”, este proceso se profundizó y legalizó con la reforma, que no busca solucionar los grandes problemas educativos del país, sino sólo convertirla en un campo más para que las empresas perciban extraordinarias ganancias.

Como es bien conocido, el gasto en tecnologías de la información, en libros oficiales de texto y exámenes de evaluación, no incrementan el nivel académico ni intelectual de los estudiantes, sólo representan despilfarros, fraudes y farsas que benefician a los mercaderes de la educación (Cuadro 3).

Cuadro 3

Gasto en subservicios educativos

-rubros seleccionados-

2008 -2015

GASTO ANUAL Enciclopedia y Habilidades Digitales para Todos (HDT) Tabla Digitales Computadoras personales Libros de texto Evaluación (ENLACE)
2008 24 mil 827 millones de pesos¹
2011 4 mil 720 millones mil 927 millones
2012 2 mil 324 1 mil 135
2013 24 mil millones² 227 millones 105 mil 920 2 mil 541 millones mil 514 millones³
2014 2 mil 500 2,600 millones
2015 2 mil millones de pesos 839 millones de pesos 3 mil millones
Organismos empresariales vinculadas Microsoft, Vamos México Sinnex, IUSA, Tv Azteca y Iusacell. Sinnex, IUSA, Tv Azteca y Iusacell. CANIEM, Santillana, Televisa y Grupo Prisa
¹Equivale al gasto de 2014 al 2008
²Equivale al gasto de 2012 a 2016
³Equivale al gasto de 2006 a 2014

 

La “calidad” educativa, legaliza la mercantilización de los subservicios educativos, tales como, la entrega de computadoras, tabletas, proyectores, pizarrones, libros de texto, evaluaciones, etc. Así permite el lucro empresarial, y concretiza la posibilidad de que obtengan millonarias ganancias a costa del erario público.  Este es el motivo real por el que la mezquina cúpula empresarial del país, esta tan empecinada en la aplicación de la reforma educativa.

El delirante encono contra el magisterio no es más, que la expresión de la ira que muestra Mexicanos Primero contra quienes con el paro, marchas, plantones, programas alternativos y manifestaciones de todo tipo, frenan los lucrativos negocios de los Azcárraga, Microsoft, Santillana, IUSA, Televisa, entre otros.

La reducción al gasto social: autogestión y eliminación de derechos laborales

Ya en números pasados del periódico ROJO hemos hablado del desfinanciamiento educativo, Por lo que solo reiteraremos algunos datos que nos parecen fundamentales. En su libro, La Medida de Una Nación, el doctor Hugo Aboites, estima que en la década de los 70, el porcentaje de gasto educativo correspondía al 25 por ciento del gasto gubernamental; es decir, de cada peso que el gobierno gastaba, 25 centavos se dirigían a financiar la educación pública. Sin embargo, en la década del 80, con el inicio de los Programas de Ajuste Estructural, el gasto en educación se redujo a un promedio de 13 centavos por cada peso gastado (Cuadro 4).

Cuadro 4

Proporción del gasto en educación respecto del presupuesta federal

México

 

Año Monto destinado a educación
1982 12.3
1983 14.5
1984 15.0
1985 16.4
1986 15.3
1987 13.8
1988 13.0
Fuente: Noriega Chaves citado por Hugo Aboites. Pag. 40

 

En la década de los 90, no mejoró el panorama, pues el gasto en educación para el año de 1999, equivalía a un 12 por ciento. Además, desde la primera década del siglo XXI, el gasto en educación respecto del gasto programado por la federación, no supero el 10 por ciento, inclusive para el 2013, apenas si se encontró por arriba de 8 por ciento (ver grafica 1).

 

No es casual la tendencia al desfinanciamiento de la educación pública por parte del gobierno federal.  Lo más preocupante es, que con la Reforma Educativa se legaliza esta política claramente antipopular. En primer lugar, con la legalización de la autogestión escolar, contemplada en la Ley General de Educación artículos 21, fracción V y 28[1], en donde el Estado evade su responsabilidad de garantizar educación pública y con ello justifica la reducción del gasto educativo.

En segundo lugar, con la eliminación de la estabilidad laboral por medio de la desaparición de la plaza base, señalada en el artículo IV, fracción VIII, de la Ley General del Servicio Profesional Docente, se eliminan los derechos laborales de los trabajadores de la educación, reduciendo el gasto implícito.

En tercer lugar, la reforma intenta desaparecer las escuelas normales, contemplada en el artículo 21 de la Ley General del Servicio Profesional Docente.  Por último, se intenta reducir el gasto mediante la eliminación de la modalidad de educación especial y educación física, legalizada en el artículo 29 y 38 de la Ley Estatal de Educación de Michoacán.

En síntesis, el desfinanciamiento de educación pública legalizado con la reforma educativa, es parte de una política económica impuesta sistemáticamente por el neoliberalismo que, sumado a la mercantilización de la educación pública, configuran el modelo de educación que defienden las élites empresariales y políticas, por lo que de ninguna manera podemos creer que es un error o caso coyuntural, sino una lógica sistemática del modelo de nación que construyen desde hace 30 años.

A esta tendencia, se le suma que el 30 de enero de 2015, el secretario de Hacienda, Luis Videgaray, anunció que recortarían 7 mil 800 millones del gasto educativo. A la reducción de gasto educativo del 2015 se le suma que, en 2016 se reducirá en 4 mil 747 millones de pesos el programa que buscaba mejorar la infraestructura en 20 mil escuelas, esto equivale al 38 por ciento menos de los recursos que recibió en 2015. Además, se reducirá en 2 mil 687 millones de pesos el programa Escuelas de Tiempo Completo, lo que representa 21 por ciento menos que lo programado el año anterior. Finalmente, el 24 junio se anunció el segundo recorte a la educación, en esta ocasión por un monto de 13 mil millones de pesos.

Conclusión

El Modelo Educativo Neoliberal alcanzo plena legalidad con la reforma educativa de 2013, ya que:

  1. Reafirma la Reforma Integral de Educación Básica de 2011, en la cual se concretiza el Oscurantismo Pedagógico, por medio de elevar a grado constitucional el concepto de “educación de calidad” (Artículo 3ro constitucional, fracción II, inciso a),y a través de abogar por el carácter centralizado de los planes y programas de estudio (artículo 3ro. fracción III).
  2. Justificó el desfinanciamiento educativo por medio de la Autogestión de los centros escolares (artículos 12, 22 y 28 bis de la Ley General de Educación) y la eliminación del normalismo (artículo 22 de la Ley General del Servicio Profesional Docentes).
  3. Además, permite la mercantilización de los servicios educativos por medio de la participación empresarial en las escuelas, con los Consejos de Participación Social (artículo 68 y 69 de la Ley General de Educación).
  4. Flexibiliza y elimina la estabilidad laboral de los trabajadores de la educación, por medio de eliminar el derecho a plaza base y hacer obligatorio los concursos de oposición para el ingreso y la evaluación, para la permanencia docente (Artículo 21, 22 y 53 de la Ley General de Educación).

De esta forma, es fundamental entender que si queremos realmente modificar el modelo educativo tenemos que abrogar la reforma educativa, lo demás son cambios cosméticos.

 

 

 

[1]Artículo 12 V Bis. Emitir, en las escuelas de educación básica, lineamientos generales para formular los programas de gestión escolar, mismos que tendrán como objetivos: mejorar la infraestructura; comprar materiales educativos; resolver problemas de operación básicos y propiciar condiciones de participación entre los alumnos, maestros y padres de familia, bajo el liderazgo del director. y el Artículo 28 bis.- Las autoridades educativas federales, locales y municipales, en el ámbito de sus atribuciones, deberán ejecutar programas y acciones tendientes a fortalecer la autonomía de gestión de las escuelas. En las escuelas de educación básica, la Secretaría emitirá los lineamientos que deberán seguir las autoridades educativas locales y municipales para formular los programas de gestión escolar, mismos que tendrán como objetivos…