Dirección Política del Movimiento de Izquierda Revolucionaria

El 14 de mayo del presente año, el gobierno de Estados Unidos (EE. UU.) trasladó su embajada en Israel de Tel-Aviv a Jerusalén (Al-Quds). Esta acción se realizó en vísperas del Día de la Nakba (catástrofe, en árabe), en el cual se recuerda el comienzo de la expulsión masiva de palestinos de sus tierras, hace ya 70 años.

La apertura ilegítima de la embajada de Estados Unidos en Jerusalén, es otra provocación del imperialismo y el sionismo para profundizar los conflictos bélicos en Medio Oriente, crear las condiciones para una intervención imperialista más directa, derrocar a los gobiernos no alineados de la región e imponer dictadores títeres, como el caso de la monarquía Saud en Arabia Saudita o el fascista Benjamín Netanyahu en Israel.

Desde la ocupación ilegitima de su país en 1948, justificado por medio de la Resolución 181de las Naciones Unidas, en la cual se aprueba ilegítimamente la creación del Estado Israelí en tierras palestinas, el pueblo palestino sufre uno de los mayores despojos y genocidios de la historia. Tan sólo después de la Resolucion,750 000 palestinos se convirtieron en refugiados de la noche a la mañana.

Con la guerra imperialista de rapiña de 1967, Israel intensificó la ocupación de territorios palestinos en las regiones de Cisjordania, Jerusalén y La Franja de Gaza a tal grado que, a la fecha, el pueblo árabe sólo posee el 30 por ciento de su tierra original, y el número de refugiados en Gaza alcanza en la actualidad un millón y medio. Este es el motivo por el cualorganizaciones como Hamas y la OLP, impulsan la Gran Marcha del Retorno, queinició el pasado 30 de marzo en la Franja de Gaza.

Pese a la ilegal ocupación, reiteradamente Israel se ha negado a cumplir las resoluciones de la ONU, en la cuales, se instan al gobierno de Tel-Aviv a abandonar los territorios ocupados, como la Resolución 242 de la ONU, en la cual se condena la ocupación y se ordena desocupar los territorios anexionados en la Guerra de los Seis Días de 1967.

Ante la lucha y resistencia del pueblo palestino, el gobierno sionista de Israel y Estados Unidos, han emprendido un descarado genocidio. Tan sólo en las manifestaciones contra el traslado de la embajada de Washigton a Jerusalen, fueron asesinadosimpunemente por lo menos 70 palestinos y cientos fueron heridos a manos de los francotiradores sionistas, lo cual representa un crimen para la humanidad.

Sin embargo, el heroísmo del pueblo palestino, que con sus puños enfrentan a los soldados sionistas, que con ondas desafían las armas de fuego y con piedras rechazan la presencia de los tanques; demuestra que al pueblo no le importa contra qué o quién tengan que luchar, no les atemoriza que los sionistas/fascistas o E.E.UU. desaten el infierno en Gaza, Cisjordania y los territorios Ilegítimamente ocupados, Palestina siempre resiste y resistirá. La dignidad del pueblo palestino se encarna en cada uno de los hombres y mujeres que luchan por su tierra; hoy es Yasser Mortaya yAhed Tamimi, ayer Faris Odeh o Ibrahim Abu Thurayeh, pero siempre es la gran valentía de una nación que se niega a ser despojada y exterminada. Sin importar las armas del sionismo, los palestinos se niegan al destierro y genocidio.  La lección que nos dan a los pueblos del mudo es clara y simple ¡Palestina vencerá!

Es un acto de humanidad defender y solidarizarse con el valiente pueblo palestino.