Nuestro futuro se ve amenazado por quienes se han encargado de conducir a la universidad a una terrible crisis financiera y política, que es obra de la corrupción y las malas administraciones de los últimos rectorados, que han respondido a los interés de un modelo educativo de corte neoliberal.

El día 3 de septiembre él rector Medardo Serna ha anunciado ante los medios de comunicación que “para Octubre la UMSNH se quedara sin recursos económicos”. ¿Cómo podemos entender esto?, ¿Cómo llegamos a esto?, ¿Quiénes son los responsables? y ¿Qué podemos hacer?

¿Cómo podemos entender esto?

Simple, lo que él Sr. rector nos quiere decir es que en octubre la UMSNH se verá paralizada por completo, la universidad estará en quiebra, NO HABRÁ DINERO para pagar los salarios de los profesores ni trabajadores dejando sin sustento a miles de familias, no se podrá dar más apoyo económico a los albergues estudiantiles quitándole el alimento a más de seis mil moradores, con esto 60 mil estudiantes se quedaran sin casa de estudios.

Cuando los sindicalizados de la universidad dejen de percibir su salario es lógico pensar que dejaran de laborar para irse a huelga, ¿pues quien trabaja de a gratis? Así las y los estudiantes nos quedaremos sin poder recibir educación, hasta que se solucione el conflicto que puede demorar más de lo que imaginamos, y que en el peor de los casos puede llevar al cierre de la universidad, liquidando la institución como lo declaro a los medios la diputada Xóchitl Gabriela Ruiz González legisladora emanada del PRI.

¿Cómo llegamos a esto?

La universidad michoacana a través del tiempo se ha caracterizado por su compromiso al servicio del pueblo, con el ejemplar espíritu de lucha y de sacrificio que como más bella lección nos han dado los héroes que han pasado por sus aulas. Sin embargo a lo largo del tiempo también han existido aquellos que con sus acciones han traicionado todo lo que significa ser un nicolaita.

En el último lustro la universidad año tras año ha tenido que recurrir a recursos económicos adicionales, para poder culminar sus actividades ocasionando que la institución acumule déficit financiero, es decir, la UMSNH gasta más de lo que tiene:

Así el Estado ha tenido que rescatar a la michoacana en varias ocasiones, sin embargo hoy la situación es diferente, la UMSNH necesita de aproximadamente mil 93 millones de pesos para poder cubrir todos los gastos, pero las autoridades gubernamentales se niegan a salvar a la universidad pues argumentan que la institución necesita de una reingeniería administrativa donde se debe de cambiar el régimen de pensiones y jubilaciones pues es una carga para la universidad, pero la realidad es muy diferente.

Durante años se ha comprobado y demostrado los múltiples casos de corrupción que existen en la UMSNH. Los desvíos de recursos y la falta de transparencia financiera son una constante en la universidad, tal como lo señala la Auditoría Superior de la Federación (ASF), quien, llega a la conclusión de que la universidad registró omisión, principalmente en materia de transferencia de recursos y en adquisiciones, además incumplimiento de las obligaciones de transparencia sobre la gestión de los programas de financiamiento. Por lo tanto, la Universidad Michoacana de San Nicolás de Hidalgo no realizó una gestión eficiente y transparente de los recursos del programa, conforme a la normativa que regula su ejercicio.

Además, gastos inútiles como los “gastos operativos”, correspondientes a más de 125 mdp, de los cuales, 118 mdp corresponden a “productos alimenticios, vestuario y uniformes; pago de estacionamiento; arreglos florales; servicios de fomento, difusión cultural, gastos de orden social (árbol de navidad, actuación para evento de fin de año, edecanes y maestro de ceremonias); gastos de aniversario (organización de eventos, obsequios, renta de mobiliario, servicio de alimentos, suministro de flores); gastos de ayuda para cuotas e inscripciones de alumnos; congresos y convenciones; espectáculos culturales; otros impuestos y derechos (multas de derechos de refrendo); becas a alumnos promedio y becas de programas específicos.” aunado a los controles de acceso, muchos aún sin operar correctamente, estaciones de carga de autos eléctricos, parques vehiculares nuevos, entre otros gastos, agudizan la crisis financiera de la UMSNH.

A lo anterior, habrá que agregar los altos sueldos de los funcionarios, donde el rector llega a ganar hasta 50 mil pesos de sueldo base mensual (21 salarios mínimos), mientras otros, como los secretarios (general, académico, administrativo y de difusión cultural), tienen un sueldo base de hasta 33 mil pesos (13 salarios mínimos), todo esto sin incluir prestaciones, aún con la ridícula reducción del 10% de los sueldos ante el plan de austeridad anunciado por el rector este año.

http://www.asf.gob.mx/Trans/Informes/IR2015i/Documentos/Auditorias/2015_1056_a.pdf http://www.asf.gob.mx/Trans/Informes/IR2015i/Documentos/Auditorias/2015_0231_a.pdf http://www.asf.gob.mx/Trans/Informes/IR2015i/Documentos/Auditorias/2015_0235_a.pdf http://www.asf.gob.mx/Trans/Informes/IR2015i/Documentos/Auditorias/2015_0235_a.pdf

¿Quiénes son los responsables?

En un espectro nacional el culpable de esto y de muchos males del país es el sistema económico y político imperante, es decir, el neoliberalismo y el sistema educativo que ha implantado, en un espectro estatal los responsables de esto son las autoridades gubernamentales que no han castigado a los responsables, al contrario los han premiado con cargos públicos y por último, en esencia los responsables por desfalcar a la universidad han sido todos aquellos que se han servido de la misma para saciar sus ambiciones e interés personales que van contra la vida de la UMSNH, todos ellos bajo el manto de los rectores que han promovido y/o protegido todas las irregularidades ya mencionas. ..

¿Qué podemos hacer?

Impulsar una Reforma Universitaria incluyente.

Las y los Nicolaitas en pleno centenario de nuestra casa de estudios debemos de organizarnos y exigir castigo a los responsables, debemos salir a las calles y pugnar por condiciones mejores, por una verdadera universidad incluyente y democrática al servicio del pueblo, porque somos nosotros los que debemos alentar al noble afán del conocimiento y de la investigación de las ciencias, las y los Nicolaitas somos y debemos ser siempre, la guardia de honor del corazón de Ocampo.

Más información: www.mirmexico.mx/universidad