22 de junio de 2016. Las protestas crecen y se extienden a 17 entidades federativas: Nuevo León, Coahuila, Tamaulipas, Aguascalientes, Guanajuato, Chihuahua, Sinaloa, Zacatecas, Chiapas, Guerrero, Michoacán, Veracruz, Yucatán, Morelos, Jalisco, Tlaxcala y Tabasco.

Miles de médicos, enfermeras y demás personal de instituciones de salud públicas y privadas se manifestaron en rechazo a la privatización del sector y la defensa de sus empleos y derechos laborales, así como porque “no se les criminalice” y se les dé seguridad. Abanderados por el Movimiento #YoSoyMédico17, los manifestantes se solidarizaron con el magisterio disidente y sostuvieron que sus luchas son paralelas. En varias ciudades acompañaron las marchas con paros escalonados. Las protestas se realizaron en al menos 19 estados: Oaxaca, Sinaloa, Veracruz, Chiapas, Querétaro, Aguascalientes, Jalisco, Chihuahua, Coahuila, San Luis Potosí, Durango, Colima, Baja California, Tamaulipas, Campeche, Morelos, Zacatecas, Puebla, Estado de México, Guerrero y la Ciudad de México.