Los jornaleros del valle de San Quintín consiguieron para todos los trabajadores agrícolas del estado de Baja California incrementos salariales que se establecen en tres sueldos base de 150, 165 y 180 pesos diarios, conforme a la categorización de las agroempresas en grandes, medianas y pequeñas. El sueldo base mínimo será retroactivo al 24 de mayo del presente año; además, se les pagará un bono de fin de año, equivalente a dos semanas de trabajo, antes del 20 de diciembre de cada año. Fidel Sánchez Gabriel, uno de los 13 voceros de la alianza, dijo que este es “un acuerdo histórico, que significa el inicio de la continuación de una lucha que concluirá con la creación del sindicato nacional independiente de trabajadores del campo. “No perdimos la guerra y daremos aún muchas batallas”, dijo el líder aliancista. Fermín Salazar Santiago, también vocero aliancista, dijo: “No logramos el 100 por ciento, pero por primera vez en los últimos 30 años conquistamos el respeto a los derechos laborales por los que tanto hemos luchado”.